No saccharomyces

Yeast and Molds Si hacemos un recorrido histórico, en  las primeras vinificaciones llevaban el peso de la fermentación los microorganismos autóctonos presentes en la uva o en la bodega. Conscientes de que no todos eran buenos, se generalizó el uso de el SO2 como antiséptico, los “pié de cuba” y las fermentaciones súper-cuatro o continuas, ya en 1930 el profesor Marcilla escribía sobre ellas, discutiendo sobre su validez,  en este impagable documento. Es digna de mención su lucidez para destacar las carencias de conocimiento y las preocupaciones de la enología de la época. Sólo hace 82 años.

El paso siguiente ha sido el de las levaduras seleccionadas industriales. En un primer momento se buscaba la seguridad en la fermentación, de ahí las dudas expresadas por Marcilla “limitando su uso al caso de elaboración de vinos comunes, mientras no nos sea más conocido el origen de los especiales gustos y aromas de los finos de mesa y de nuestros incomparables vinos generosos”. Otro ejemplo de su inteligencia y de reconocimiento de lo propio.

Cómo bien cuentan los investigadores de EVENA, posteriormente se han ido desarrollando levaduras más específicas de cada zona, pero siempre pensando en “rematar” bien las fermentaciones. Esto ha hecho que se pierdan los matices que aportaban otros microorganismos, este estudio va en esa línea.

En trabajos efectuados en otros centros, en este caso el IMIDRA,  se puede apreciar el interés por conocer y mantener la biodiversidad de nuestros viñedos. O este otro trabajo realizado entre argentinos y chilenos .

La lista de levaduras no saccharomyces es amplia –no voy a poner sus nombres completos-Brettanomyces, Candida, Cryptococcus, Debaromyces, Hanseniaspora, Hansenula, Kluyveromyces, Torulaspora, Metschnikowia, Pichia, Rhodotorula, Saccharomycodes, Schizosaccharomyces y Zygosaccharomyces. En este artículo se da un completo repaso a estas levaduras.

Con esto se abre otra alternativa y otra polémica, que nunca ha desaparecido, sobre particularización, estandarización…Lo que sí parece es que los vinos elaborados con dos levaduras son más grasos y complejos que los testigos. El tiempo y la práctica irán Levaduraaconsejando cuándo, cómo y para qué vinos aplicar estas levaduras.

Publicado en El Correo del Vino.

http://www.elcorreodelvino.net/seccion/index/28/45/no-saccharomyces

Anuncios

Acerca de Javier Escobar de la Torre

De origen toledano, Madridejos 1960, me nacieron al lado de la modesta bodega de mi abuelo Isidoro, tras una noche de "monda" de rosa del azafrán. Estudié Químicas en la Complutense especializándome en Química Industrial. Tenía claro que la ciencia sin un fin práctico no me interesaba. Entré cómo "colaborador voluntario" en "El Encín". Era la época de transferencia del INIA a la Comunidad de Madrid y estaban montando, dirigido por Mariano Cabellos, un laboratorio de vinos. Me becaron el Curso Internacional de Viticultura y Enología que dirigía D. Luis Hidalgo y para saber más está LinkedIn http://es.linkedin.com/in/javierescobardelatorre. Desde siempre he estado ligado personal y profesionalmente al sector vitivinícola y ahora, en tiempos duros, estoy intentando ayudar a empresas del sector a ponerse al día.
Esta entrada fue publicada en Enología y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.