Las denominaciones de origen patrimonio a proteger

Parece ser que hay una tendencia encaminada a cargarse las denominaciones de origen. Polémicas no faltan, rara es la semana sin alguna noticia u opinión al respecto. Sin embargo las DO, de entrada, como filosofía, sin matices son un bien a proteger. Otra cuestión es que falten, sobren, sean demasiado grandes, demasiados pequeñas, demasiado rígidas, demasiado flexibles. Eso habría que ir diseccionándolo una a una y, siempre, deberían ser los propios interesados los que tendrían que definirse.

Históricamente Europa, que es la cuna del vino y de su cultura tal y cómo los entendemos en el mundo moderno, siempre ha asociado el vino a su origen. Desde los banquetes reales a las tascas de cualquier ciudad pequeña. Recuerdo la “bodega” de Mesón de Paredes esquina a Tribulete dónde se podían comprar a granel vinos de Noblejas, San Martín de Valdeiglesias o Navalcarnero hace más de 30 años. Después, con teleseries como Falcon Crest ¡Ese malvado Ricahard Channing y la malísima Angela! ¡Qué sobremesas! llegó la moda de los “varietales” y se intentó ligar el vino a la variedad de vinífera con que se había elaborado. El resultado ha sido devastador, el ejemplo de la Verdejo es paradigmático ¿qué se pide en un bar? ¿qué se busca en lineal? ¿un Rueda o un Verdejo? Un Director de Exportación me decía literalmente “el consumidor es vago, se aprende mejor quince varietales que 50 denominaciones y, por suerte, el Tempranillo está entre ellos” Resultado la superficie de Tempranillo en Rioja pasa del 40% al 80% en los últimos 30 años, la Garnacha pasa del 20% al 6%, desaparecen viñas viejas y la diversidad ampelográfica queda limitada a unos clones y no precisamente los mejores…Y en La Mancha y Valdepeñas se cargan la Cencibel.

Tomada de Part01.com

Tomada de Part01.com

En otras palabras, las denominaciones permiten asociar el vino a la tierra y esto es un patrimonio de valor incalculable –de eso en Jerez saben, ya que lo han tenido que pelear- que hace que la producción de vino de esa zona sea imposible de deslocalizar, de usar comercialmente su nombre por parte de otras regiones ¡ese riojano nostálgico qué metedura de pata en Argentina! Y de evitar que, si el varietal se pasa de moda -del Cabernet al Petit Verdot, del Chardonnay al Sauvignon, siempre nos quedará el origen, como París a Bogart y la Bergman.

Tomada de blog.b-21.com

Tomada de blog.b-21.com

Pero no hay que dormirse, aparte de existir las DO tienen que estar bien regidas y eso no es fácil. Deben conciliar intereses enfrentados y plantearse perspectivas de futuro y las polémicas hay que saber encauzarlas. Eso no es fácil, entre una polémica profesional, sobre el modelo de una denominación, y otra estilo “Sálvame” media un abismo. Hay un ejemplo palmario de polémica mal llevada y lamentablemente ha sido en Rueda. La cosa comienza mal despidos, denuncias, intentando de poner sordina a una añada muy difícil, sigue poniendo la “solución” en manos de los políticos y acaba, de momento, en gresca con los medios de comunicación. Eso nunca es bueno, aunque otros comunicadores intenten poner mesura o paños calientes.

Mejor llevada ha estado la polémica desatada por el anuncio de la posible salida de Artadi de la DOCa Rioja, esta ha sido respondida por el Consejo con el estudio de la posibilidad de elaborar “vinos de municipio”, abriendo una nueva puerta en lugar de dar portazos. Aunque como bien dice Antonio Remesal “El hecho de que Rioja ha sido una denominación en la que tradicionalmente se han mezclado uvas de distintas variedades y procedencias ha impedido reforzar el vínculo de los vinos con su origen y ha sido posiblemente el motivo por el cual no se ha dado mayor protagonismo en la normativa de la DOCa a este término vitivinícola fundamental: el terroir”. Ahora bien, al ser una DO multiautonómica, vienen los problemas legales como comenta Javier Pascual y los políticos deberían limitarse a dejar la posibilidad abierta y que decidan los afectados en lugar de erigirse en portavoces de estos.

No parece muy inteligente matar, o dejar que muera, un modelo que ha permitido y fomentado el desarrollo de los vinos de calidad en España y contribuido al progreso de un sector que no hace tanto tiempo andaba en pañales.

Publicado em El Correo del Vino http://www.elcorreodelvino.net/noticia/28/3962/las-denominaciones-de-origen-patrimonio-a-proteger

Anuncios

Acerca de Javier Escobar de la Torre

De origen toledano, Madridejos 1960, me nacieron al lado de la modesta bodega de mi abuelo Isidoro, tras una noche de "monda" de rosa del azafrán. Estudié Químicas en la Complutense especializándome en Química Industrial. Tenía claro que la ciencia sin un fin práctico no me interesaba. Entré cómo "colaborador voluntario" en "El Encín". Era la época de transferencia del INIA a la Comunidad de Madrid y estaban montando, dirigido por Mariano Cabellos, un laboratorio de vinos. Me becaron el Curso Internacional de Viticultura y Enología que dirigía D. Luis Hidalgo y para saber más está LinkedIn http://es.linkedin.com/in/javierescobardelatorre. Desde siempre he estado ligado personal y profesionalmente al sector vitivinícola y ahora, en tiempos duros, estoy intentando ayudar a empresas del sector a ponerse al día.
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.