Enólogos versus comerciales ¿discutir o colaborar?

 

Son frecuentes los seminarios, charlas, jornadas y cursos donde los enólogos se  ponen al día sobre avances científicos y técnicos y los investigadores difunden los resultados de su trabajo; los fabricantes de productos enológicos muestran sus novedades y su experiencia en el uso de los mismos, aconsejando cómo sacar el mejor partido de ellos; los toneleros muestran el uso de las distintas de maderas o los niveles de tostado con distintos vinos y así todos los actores implicados en la elaboración de vino desde las prácticas culturales en la vid hasta la puesta en botella. Pero, salvo alguna excepción, nunca explican cómo funcionan esos vinos al mezclarlos.  A estos eventos no suele acudir como alumno nadie de los departamentos comerciales ni de marketing.

También son frecuentes charlas y reuniones sobre los gustos del consumidor en distintos países, la segmentación de esos consumidores, los distintos canales de comercialización, branding, diseño de etiquetas, packaging, etc. Aquí acude algún enólogo, sobre todo si es pequeño propietario, pero su presencia no es relevante.

En definitiva, enólogos y comerciales viven de espaldas. Sólo hay colaboración cuando algún posible gran comprador manda a bodega a su responsable de compras; en ocasiones enólogo o Master of Wine, con los que no suele resulta difícil entenderse; en otras un “experto” que sólo sabe decir me gusta o no me gusta. A todos estos profesionales le gusta la “cocina” jugar a “blender”, unos con más acierto que otros, y los resultados no siempre son positivos ni tienen un responsable único en caso de fracaso.

Sin embargo el blending es una práctica que requiere ensayos, probar, esperar a que “liguen” los vinos y se ensamblen, antes de tomar una decisión definitiva, y catar. Catar muchas veces y mucha gente, escuchando todas las opiniones. De la importancia de este proceso hay artículos en sitios como Decanter, Wine Spectator, el blog de Jancis Robinson o Le Figaro.

Por tanto no parece descabellada la idea de reunir en un foro como The Art of Blending Wine a enólogos y comerciales para que escuchen y aprendan de los mejores expertos tanto técnicos como expertos en mercados y así hacer más fluida la comunicación entre ellos.

Anuncios

Acerca de Javier Escobar de la Torre

De origen toledano, Madridejos 1960, me nacieron al lado de la modesta bodega de mi abuelo Isidoro, tras una noche de "monda" de rosa del azafrán. Estudié Químicas en la Complutense especializándome en Química Industrial. Tenía claro que la ciencia sin un fin práctico no me interesaba. Entré cómo "colaborador voluntario" en "El Encín". Era la época de transferencia del INIA a la Comunidad de Madrid y estaban montando, dirigido por Mariano Cabellos, un laboratorio de vinos. Me becaron el Curso Internacional de Viticultura y Enología que dirigía D. Luis Hidalgo y para saber más está LinkedIn http://es.linkedin.com/in/javierescobardelatorre. Desde siempre he estado ligado personal y profesionalmente al sector vitivinícola y ahora, en tiempos duros, estoy intentando ayudar a empresas del sector a ponerse al día.
Esta entrada fue publicada en The Art of Blending Wine y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.