Sudamérica en el mundo del vino: ¿Ha llegado su momento?

Desde Europa siempre hemos pensado que somos el “centro” del mundo del vino. Obviamente los tres grandes productores –Francia, Italia y España– están aquí y, junto a Portugal y Grecia, han dominado los mercados y marcado las reglas durante décadas.

Si a esto se suma que los grandes consumidores de vino eran Reino Unido, Benelux, Países Nórdicos y Europa Central; el negocio del vino era un negocio europeo, de europeos y para europeos. En todo caso interesaba EE.UU. por su tamaño y su potencial.

No hace tanto tiempo que los vinos del Cono Sur, gracias a sus vínculos con Reino Unido y Holanda, irrumpieron en el mercado europeo de manera explosiva: enología sin restricciones, marketing sin complejos y precios agresivos. Se hablaba de vinos del Nuevo Mundo, pero la presencia de vinos sudamericanos era escasa.

Los dos países más importantes (Argentina y Chile) presentaban dos situaciones distintas –y escribo del pasado- Chile elaboraba buenos vinos de corte internacional enfocados al mercado norteamericano, mientras que Argentina estaba un peldaño por debajo en calidad y trataba de promocionar la Malbec como variedad nacional. Otros países como Uruguay, de menor producción, observaban con atención.

Estos dos caminos divergentes han acabado siendo paralelos y ambos países han cuajado como grandes productores de vino y productores de grandes vinos. Por ello, ha llegado el momento de potenciar su presencia tanto en los mercados tradicionales como en los emergentes, de ahí su constante presencia en ferias, como la World Bulk Wine Exhibition, en las que participan valiosos ponentes procedentes de estos países, como en The Art of Blending Wine en donde nos demostrarán de manera práctica las posibilidades de los vinos de la América del Sur.

Anuncios

Acerca de Javier Escobar de la Torre

De origen toledano, Madridejos 1960, me nacieron al lado de la modesta bodega de mi abuelo Isidoro, tras una noche de "monda" de rosa del azafrán. Estudié Químicas en la Complutense especializándome en Química Industrial. Tenía claro que la ciencia sin un fin práctico no me interesaba. Entré cómo "colaborador voluntario" en "El Encín". Era la época de transferencia del INIA a la Comunidad de Madrid y estaban montando, dirigido por Mariano Cabellos, un laboratorio de vinos. Me becaron el Curso Internacional de Viticultura y Enología que dirigía D. Luis Hidalgo y para saber más está LinkedIn http://es.linkedin.com/in/javierescobardelatorre. Desde siempre he estado ligado personal y profesionalmente al sector vitivinícola y ahora, en tiempos duros, estoy intentando ayudar a empresas del sector a ponerse al día.
Esta entrada fue publicada en Opinión, The Art of Blending Wine y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.