La alternativa on line

Otra semana más y aquí seguimos aunque la situación del sector es cada día menos tranquilizadora. Los datos que van saliendo de la Federación Española del Vino o de otros organismos seguro que José Luis Murcia los analiza mejor que yo, pero reflexionar sobre ellos es obligación de todos.

En la ¿pasada? crisis de origen financiero el canal Horeca sufrió un duro varapalo, las ventas en hostelería bajaron, el regalo de empresa por Navidad se redujo de manera drástica y el sector reaccionó abriéndose a la exportación. Bien es cierto que con una política de excelente relación calidad/precio o de precios bajos, cada uno que se apunte al término que quiera.

El pozo en el que estamos ahora ha aparecido de manera más abrupta y es mucho más profundo. El sector Horeca en términos de volumen o de facturación representa entre el 50 y el 75% del sector, no hace falta ser preciso con las cifras para ver que ha pasado de ser el canal principal a “cero patatero” de un día para otro. Las botellas que quedaron medias en la nevera del bar ahí siguen su melancólico deterioro.

De repente todos hemos vuelto la mirada a la venta “on line” como si fuera la panacea. Pero representaba un 1% de las ventas de 2019 y es imposible que de repente tape la vía de agua abierta por el boquete del canal Horeca. Yo mismo no había comprado nunca “por internet”, lo estoy haciendo y de paso he echado un vistazo a lo que hay. Mi experiencia que es la de un novato en este canal:

Las grandes tiendas virtuales son un lío o vas buscando un vino determinado o acabas perdido y desistes.

Compra directa a bodega; pues hay todo unas tienen tienda y sólo puedes comprar cajas de seis de la misma referencia, o estuches enfocados a regalo con el consiguiente sobrecoste, ideal para los que van a tiro fijo; otras ofrecen la posibilidad de ir comprando por botellas y te puedes preparar un buen lote para el fin de semana; algunas ni ofrecen la posibilidad de comprar. También hacen descuentos, ofertas #YOMEQUEDOENCASA, vaya que es entretenido y rápido.

Luego viene el tema de los datos, tienes que rellenar un formulario que suele ser un tanto pesado pero tampoco es tanto. Después los portes, los hay gratis –o con descuento- a partir de cierta cantidad y no suponen un sobrecoste si pasas de los 50€ en el pedido; el paso posterior son los plazos, el más corto que me he encontrado han sido 48 horas, otras se tomen una semana, los hay intermedios; pero nadie te asegura nada pues hay productos prioritarios en esta situación. Aquí depende de lo paciente, o previsor, que seas.

También he buscado a los distribuidores de hostelería de la ciudad donde estoy y de otras próximas, pues bien están desaparecidos, no hay web, no hay compra directa…están desaparecidos en el ERTE quién sabe si muertos.

Al final a lo que íbamos, visto lo visto hacer un “traslado” del canal Horeca al “on line” de manera masiva es creer en los Reyes Magos. Entiendo que este toro nos ha venido grande a todos pero el canal Horeca, y con él muchas bodegas, no han explorado la posibilidad de aprovechar su red de reparto para cubrir la demanda de una clientela que busca vinos de proximidad y que los lineales del “súper” no puede satisfacer.

Acerca de Javier Escobar de la Torre

De origen toledano, Madridejos 1960, me nacieron al lado de la modesta bodega de mi abuelo Isidoro, tras una noche de "monda" de rosa del azafrán. Estudié Químicas en la Complutense especializándome en Química Industrial. Tenía claro que la ciencia sin un fin práctico no me interesaba. Entré cómo "colaborador voluntario" en "El Encín". Era la época de transferencia del INIA a la Comunidad de Madrid y estaban montando, dirigido por Mariano Cabellos, un laboratorio de vinos. Me becaron el Curso Internacional de Viticultura y Enología que dirigía D. Luis Hidalgo y para saber más está LinkedIn http://es.linkedin.com/in/javierescobardelatorre. Desde siempre he estado ligado personal y profesionalmente al sector vitivinícola y ahora, en tiempos duros, estoy intentando ayudar a empresas del sector a ponerse al día.
Esta entrada fue publicada en Marketing y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La alternativa on line

  1. Rafa Tobar dijo:

    Soy un poco de los tuyos, hasta esta crisis no había comprado vino por internet. Por ahora la experiencia es muy buena, aunque se pierde el impulso de ver el vino en la vinoteca y hacerte con él.
    Un saludo,
    R.

Responder a Rafa Tobar Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .