Y ahora el mildiu, aunque no es lo peor

Hace unas semanas, ya se pierde la cuenta, a finales de Marzo se estuvo al límite de la helada, la peor fecha; luego se detectaron manchas de mildiu en zonas dónde no era normal y menos tan temprano. Aunque en el Norte de España estos últimos días en Cierzo, siempre el Cierzo, está echando una mano.

En muchas zonas de España no es un visitante extraño, existen procedimientos de alerta temprana y su correspondiente alarma. Por otro lado los viticultores saben perfectamente cómo prevenir y tratar este hongo, por lo que en condiciones normales no habría mayor problema.

Pero vivimos en tiempos confusos en los que el viticultor no tiene ninguna certeza. Ya es público que alguna bodega a enviado por escrito a algunos proveedores que no les recogerá la uva y lo peor Radio Macuto (ahora rebautizada como fake news) emite a toda potencia: precios de derribo, contratos que no se van a cumplir, bodegas rehaciendo presupuestos, obras que no se van a terminar en plazo, va a faltar hueco en cooperativas…

Serán falsos, o no, pero todos estos rumores hacen que el viticultor no pueda echar cuentas de la posible rentabilidad de su trabajo. El primer dato es saber, más o menos, el precio de venta, lo que está claro es que va a ser bajo ¿cuánto? Imposible de conocer, así que se tentará la ropa antes de llenar el depósito del pulverizador.

La Administración ayuda poco, todas las medidas parecen orientadas a zonas de producción de vino de mesa tan respetables como las demás. Pero las Denominaciones de más prestigio, esas que dan valor añadido e imagen a los vinos españoles, quedan totalmente marginadas. Se habla mucho de la situación de la hostelería, pero los proveedores de vinos del canal Horeca lo están pasando muy mal y esos “proveedores” son viticultores y bodegas de todos los tamaños.

Sí, la crisis de la hostelería es también la crisis de los viticultores y las bodegas que están luchando por posicionar nuestros vinos en el sitio que se merecen. Deberían contar con el respaldo de todos.

Acerca de Javier Escobar de la Torre

De origen toledano, Madridejos 1960, me nacieron al lado de la modesta bodega de mi abuelo Isidoro, tras una noche de "monda" de rosa del azafrán. Estudié Químicas en la Complutense especializándome en Química Industrial. Tenía claro que la ciencia sin un fin práctico no me interesaba. Entré cómo "colaborador voluntario" en "El Encín". Era la época de transferencia del INIA a la Comunidad de Madrid y estaban montando, dirigido por Mariano Cabellos, un laboratorio de vinos. Me becaron el Curso Internacional de Viticultura y Enología que dirigía D. Luis Hidalgo y para saber más está LinkedIn http://es.linkedin.com/in/javierescobardelatorre. Desde siempre he estado ligado personal y profesionalmente al sector vitivinícola y ahora, en tiempos duros, estoy intentando ayudar a empresas del sector a ponerse al día.
Esta entrada fue publicada en Enología, Opinión, Viticultura y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .