¿Nos van a dar la lata?

Estos días está circulando el video de un programa belga a propósito del vino en lata, Winestar llaman al invento, de momento venden tres vinos de Languedoc rosado y Corbières para blanco y tinto; venden a  50€ el pack de 24 latas de 187 ml, el equivalente a una caja de seis botellas de las de toda la vida.

El vídeo dura ocho minutos, una eternidad en internet, pero creo que es interesante comentarlo. Desde el punto de vista del producto está enfocado vinos jóvenes y de consumo rápido (friendly-wines), en cata la opinión es unánime; para evitar sabores metálicos, la lata va recubierta de un film del que no dan detalles y como envase para un corto periodo de tiempo no presenta problemas. Lo que no es inconveniente pues nadie compra un producto en “monodosis” para guardarlo por años, ni nadie metería en lata un gran vino de guarda.

Desde el lado del marketing me parece que la cosa está más dispersa; el tamaño está bien diseñado como “monodosis”, controles de alcoholemia, aspectos legales franceses, facilidad de venta en supermercados, gasolineras, tiendas 24 horas o, incluso, en máquinas dispensadores como los refrescos o la cerveza, el “placement” está bien pensado. Un “pricing” que evita un posicionamiento asociado a vinos de baja calidad está bien.

También cuentan con el rechazo que pueden tener en los consumidores tradicionales. Pero hablan de consumidores urbanos, mujeres, pasar a adultos consumidores de licores a una bebida más sana, gente mayor, chinos…Mucha dispersión veo yo. Si no tienes claro el “target” y se asocia al momento de consumo de la comida para “singles” vas mal, pero lo mismo yo no tengo claro como beben belgas y franceses. Lo que está claro en que en Francia el consumo ha bajado un 20%, en España casi el doble, en diez años y a lo mejor es ahí donde hay que buscar. De China no tengo mucha idea, pero esa clase media, que bebe por esnobismo, lo mismo busca epatar a los ricos comprando botellas caras, aunque sean mediocres, y no un envase que asocia a vino australiano barato y más con el comentario –y el rejonazo que nos meten y con motivo- a propósito de los minibricks.

Sin embargo en España, donde hay vinos base con una relación calidad-precio magnífica y el clima nos permite hacer mucha vida en el exterior, estos envases se pueden asociar a barbacoas, picnic, camping, días de playa, gente joven y momentos de diversión y desinhibición; que vuelva el vino a experiencias de consumo de las que ha sido desplazado por ser un producto demasiado serio y engolado.

Habrá que ver si los vinos deben tener algo de aguja, alcohol moderado – o vinos sin alcohol-, algo de azúcar, tinto de verano… En definitiva, basándose en un envase que no se asocia a vino, atraer a gente joven, mujeres y colectivos que se no se plantean o rechazan su consumo.

Para terminar, el peor error de Winestar es que con ese nombre tan americano piensan en francés, repiten el modelo de negocio tradicional para un envase tan novedoso y buscan el crecimiento a base de ampliar la gama mediante un aumento del número de referencias ¿no sería más lógico ir a 8 ó 10 referencias? No sé, pero con unos cuantos varietales conocidos y poco más. Los americanos, maestros del marketing, dicen “piensa en grande y serás grande, piensa en pequeño y serás pequeño”. Si pillan esto lo mismo se evita el ERE de Coca Cola.

Anuncios

Acerca de Javier Escobar de la Torre

De origen toledano, Madridejos 1960, me nacieron al lado de la modesta bodega de mi abuelo Isidoro, tras una noche de "monda" de rosa del azafrán. Estudié Químicas en la Complutense especializándome en Química Industrial. Tenía claro que la ciencia sin un fin práctico no me interesaba. Entré cómo "colaborador voluntario" en "El Encín". Era la época de transferencia del INIA a la Comunidad de Madrid y estaban montando, dirigido por Mariano Cabellos, un laboratorio de vinos. Me becaron el Curso Internacional de Viticultura y Enología que dirigía D. Luis Hidalgo y para saber más está LinkedIn http://es.linkedin.com/in/javierescobardelatorre. Desde siempre he estado ligado personal y profesionalmente al sector vitivinícola y ahora, en tiempos duros, estoy intentando ayudar a empresas del sector a ponerse al día.
Esta entrada fue publicada en Cosecha Impropia, Marketing y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.