A las ferias se va trabajado

Otro año más he tenido la suerte de colaborar con Pomona Keepers  en la sexta edición de la World Bulk Wine Exibition (WBWE), aunque hoy no se trata de hablar del éxito de la feria, sino del fracaso de algún expositor.

Una compradora británica me comentaba, el lunes por la noche, el día ajetreado que había tenido. Llevaba concertadas entrevistas cada media hora y en un momento me puso al día de cómo estaban de calidad y precio todos los grandes productores de vino del mundo. Tenía muy claro a dónde y para qué había ido.

Todo lo contrario me ocurrió con un expositor, ante la pregunta obligada de ¿qué tal la feria? La respuesta fue: regular, el stand no estaba muy bien situado…Aunque seguro que era verdad no deja de ser una excusa, ya que le pregunté por el trabajo previo a la feria, citas concertadas, etc. y ahí no me supo responder.

Algunas ferias, en mi opinión, están orientadas a imagen y buscan –aparte de los contactos comerciales- al consumidor final y su repercusión en medios de comunicación generalistas. En estas es muy importante el stand (su tamaño, ubicación y diseño) y las relaciones públicas (aperitivo, merchandising y azafatas faldicortas), un ejemplo puede ser FITUR, dónde cada país intenta visualizar sus peculiaridades y atractivos. Aquí los pasillos llenos y el número de visitantes son los objetivos a alcanzar.

Tomada de machbel.com

Tomada de machbel.com

Otras ferias no buscan ser populares sino profesionales, en ellas los parámetros a medir son la calidad de los visitantes y el número de contactos alcanzados –y digo contactos no ventas-. Los stands no son lujosos ni hacen falta azafatas, con un mínimo de dignidad vale. Pero lo que no sirve de nada es parecer allí sin ningún trabajo previo, sólo con tarjetas de visita y unas botellas se pierde el tiempo o casi. A estas ferias se debe ir con la agenda casi completa mediante un trabajo previo de comerciales y gerentes con el fin de rentabilizar al máximo la inversión realizada. Y después a “picar piedra” que el año es muy largo, la tarea es muy dura y la cosecha próxima se echa encima cuando menos esperas.

Tomada de lacomarcadepuertollano.com

Tomada de lacomarcadepuertollano.com

Acerca de Javier Escobar de la Torre

De origen toledano, Madridejos 1960, me nacieron al lado de la modesta bodega de mi abuelo Isidoro, tras una noche de "monda" de rosa del azafrán. Estudié Químicas en la Complutense especializándome en Química Industrial. Tenía claro que la ciencia sin un fin práctico no me interesaba. Entré cómo "colaborador voluntario" en "El Encín". Era la época de transferencia del INIA a la Comunidad de Madrid y estaban montando, dirigido por Mariano Cabellos, un laboratorio de vinos. Me becaron el Curso Internacional de Viticultura y Enología que dirigía D. Luis Hidalgo y para saber más está LinkedIn http://es.linkedin.com/in/javierescobardelatorre. Desde siempre he estado ligado personal y profesionalmente al sector vitivinícola y ahora, en tiempos duros, estoy intentando ayudar a empresas del sector a ponerse al día.
Esta entrada fue publicada en Cosecha Impropia, Marketing y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a A las ferias se va trabajado

  1. Lo de azafatas faldicortas, sobra.

    Saludos

  2. Alfred dijo:

    De acuerdo en que no se preparan las ferias. Una bodega catalana me comentaba hace algún tiempo que al ir a la feria de Londres, enorme, veía la imposibilidad de encontrar contactos entre tanta competencia.
    Falta seriedad y sentido común en las relaciones con compradores y clientes

    Wines Inform Assessors

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.