Paisaje durante la batalla

Continuamente se está recurriendo al lenguaje bélico para referirse a estos tiempos de confinamiento, frenazo a las actividades económicas y esfuerzo atroz por los profesionales que cuidan de nuestra salud, de la seguridad y el abastecimiento básico.

Así pues, no está de más dar un repaso a la situación. Todo esto comenzó en China con los almacenes llenos de vino para celebrar su Año Nuevo, ese stock lo tienen que digerir. Por tanto, ventas a la baja.

USA por las tasas ya era un problema, ahora es un problemón. Con el extravagante Trump al frente anda en año electoral y con diferencias entre sus estados; es totalmente impredecible, nunca para bien. Reino Unido con sus pubs y restaurantes cerrados también está mal, aunque es un gran consumidor de vinos en casa y del brexit ni se habla. Tampoco andan para echar cohetes.

¿Europa? Pues hay de todo, cada país va por libre pero siempre dentro de la anormalidad.

Aquí, la gran distribución, que necesita proveedores grandes, está funcionando. En mi entorno alguna tienda de vinos pequeña está abierta, pero en las ciudades grandes ¿quién se coge el coche para ir a comprar unas botellas para el fin de semana? ¿Consecuencias? Las grandes bodegas están funcionando bastante bien, dadas las circunstancias, aunque en algunas zonas se empieza a hablar de guerra de precios, grave error, la necesidad ahoga y puede llegar el ¡sálvese quien pueda!

El canal HORECA está muy mal, repito el canal. Hay que insistir en el distribuidor que reparte -repartía- por los centros de hostelería en ciudades y pueblos vino, cerveza, licores… ¿qué va a pasar si caen en combate? ¿quién va a sustituirlos? Si quedan devastados, las bodegas pequeñas van detrás.

Mal pinta el paisaje durante la batalla, pero peor pinta el que se intuye después.

Acerca de Javier Escobar de la Torre

De origen toledano, Madridejos 1960, me nacieron al lado de la modesta bodega de mi abuelo Isidoro, tras una noche de "monda" de rosa del azafrán. Estudié Químicas en la Complutense especializándome en Química Industrial. Tenía claro que la ciencia sin un fin práctico no me interesaba. Entré cómo "colaborador voluntario" en "El Encín". Era la época de transferencia del INIA a la Comunidad de Madrid y estaban montando, dirigido por Mariano Cabellos, un laboratorio de vinos. Me becaron el Curso Internacional de Viticultura y Enología que dirigía D. Luis Hidalgo y para saber más está LinkedIn http://es.linkedin.com/in/javierescobardelatorre. Desde siempre he estado ligado personal y profesionalmente al sector vitivinícola y ahora, en tiempos duros, estoy intentando ayudar a empresas del sector a ponerse al día.
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .